content top

La brucelosis o fiebre de Malta

Un problema de salud pública.

La brucelosis o fiebre de malta, es una antropozoonosis, es decir, una enfermedad originalmente animal, por la cual el hombre llega a ser infectado. El descubridor es David Bruce. La enfermedad es causada por especies de bacterias del género brucella. Es conocida como fiebre de malta o fiebre ondulante. La infección puede durar semanas o meses, tiempo durante el cual la fiebre sube y baja por períodos de varios días, y puede llegar a causar muerte. Los períodos de fiebre van acompañados de malestar general, dolor, estreñimiento, sudoración y debilidad. La brucelosis caprina genera gran número de casos humanos. La llamada brucelosis humana, afecta de forma notable a la economía familiar porque ataca a individuos económicamente activos.

La enfermedad aguda se ha caracterizado por síntomas como fiebre alta e intermitente. Otros síntomas son la diásfora con olor a “paja mojada”, así como síntomas musculares como mialgias y lumbalgias. Signos en brucelosis aguda incluyen hepatomegalia, adenopatía, alteraciones neurológicas y acompañarse, por ejemplo, de púrpura. La forma crónica, de la que se tienen pocos datos, tiene síntomas tales como la inflamación del sacro, hepatitis, nerviosismo, anemia hemolítica, entre otros.

Modo de transmisión

En contacto directo con descargas de abortos con brucellas vivas, así como vísceras, sangre, excretas de animales enfermos. Es la más común entre caballerangos y veterinarios. Otra vía es la respiratoria por inhalación de materiales infectados desecados o aerosoles. La brucella penetra por mucosa de tracto respiratorio superior o pulmón. Es considerada enfermedad profesional. La vía digestiva es otra causa común de infección por el consumo de leche cruda. En laboratorio,  puede infectarse por salpicaduras, y en mujeres embarazadas al niño por la placenta. Donadores asintomáticos son gran riesgo de transmisión, así como por pequeñas cortaduras de manos, en contacto con excretas animales.

Características del agente

Aunque existen muchas variedades, las más comunes son la brucella mellitosis, la brucella abortus, la brucella suis y la brucella canis. Es la brucella mellitensis la que causa más brucelosis humana, con alta patogenicidad e invasividad. La virulencia en el hombre es la misma en las distintas variedades, y tiene alta toxicidad. Las brucellas son cocobacilos pequeños o bacilos cortos (0.6 a 1.5 pm). son gramnegativos, inmóviles, no esporulados y no son ácido-resistentes, tienen varias reacciones cruzadas, por ejemplo, con E. Colli y vibrocholerae. La incubación es variable, de 1 a 3 semanas, no tiene signos patognómicos claros, con requerimientos nutricionales complejos por parte de la bacteria y la presencia en la sangre es intermitente. Sobreviven en ambiente adecuado a ellas en período prolongado. Retienen su infectividad por años, si tienen muchas proteínas.

1
Liked it
Etiquetas: , , , , , , ,
votar


Leave a Reply