content top

Defensa del consumidor en Argentina 1

Comentarios a las modificaciones de la Ley de defensa del consumidor de la República Argentina.

Los siguientes son comentarios a los cambios efectuados a la Ley 24.240 de la República Argentina (Defensa del consumidor) por la Ley N° 26.361.

Artículo 1

Se modifica el art. 1º previendo que se encuentran alcanzadas por la norma las contrataciones a título gratuito (que en la versión anterior estaban previstas en el Decreto Reglam. 1798/94 -muestras gratis- y se detalla como comprendidas también las adquisiciones de derechos de tiempos compartidos, clubes, cementerios, etc. Subsiste el criterio de que se considera consumidor o usuario a las personas físicas o jurídicas que contratan para productos o servicios como destinatario final (es decir para no integrarlos en procesos de producción, comercialización o prestación de servicios a terceros). Sigue sin quedar claro cuándo un insumo o servicio se incorpora al “proceso comercial o productivo” y cuándo no. Volvemos al ejemplo de la harina que compra el panadero -tema claro-, o la compra de un aire acondicionado por el comerciante para que sus empleados trabajen frescos… Y sigue vigente la previsión del art. 2 del Decreto reglamentario que considera como incluido en el “giro comercial” a todo insumo sea genérico o específico de la actividad.

Por otra parte se expande claramente la legitimación activa en el segundo párrafo del artículo. Se considera consumidor (y tiene acción de reclamo) aquel que no haya contratado directamente o se vea expuesto de cualquier manera (“le regalo a mi cuñado un reloj y deja de funcionar a los cuatro días…”) (“me invita mi vecino a tomar un vino y me intoxico por su estado defectuoso…”) (me paro en una vidriera y veo que lo que ofrecen es engañoso….-aunque no contrate-…”).

Cabe concluir que con la nueva redacción del art. 1º se encuentran incluidas todas las contrataciones (compraventas, mandatos, locaciones, etc.), tanto de cosas muebles como inmuebles, nuevos o usados; y de servicios, siempre que sean prestados o provistos por un proveedor profesional.

Artículo 2 (proveedor)

La modificación es más terminológica que conceptual. No se modifican los criterios en cuanto a la vieja definición de proveedor y que los profesionales liberales (universitarios y matriculados) quedan exentos de la ley -salvo la publicidad-. Se agrega el último párrafo que es redundante.

Artículo 3 (relación de consumo, integración normativa, preeminencia)

Innova en cuanto a la definición de relación de consumo, que no existía con anterioridad. Simple, pero omnicomprensiva de cualquier relación de consumo. En el segundo párrafo se consigna el mismo criterio anterior de “integración normativa” con otras normas, pero ahora se dispone que.. “ En caso de duda sobre la interpretación de los principios que establece esta ley….” lo que puede llegar a resultar un poco confuso, pero que entendemos siempre alude a la norma más favorable para el consumidor.

Y remata el artículo disponiendo que las “relaciones de consumo” se rigen por esta ley, con independencia de otra normativa específica aplicable. Aquí el legislador refuerza la preeminencia de este estatuto tuitivo por sobre otra legislación especial aplicable a las relaciones de consumo: Ley de Seguros, normativa de IGJ a planes de ahorro previo, Ley de Telecomunicaciones, normativa de transporte, turismo, etc.

En consecuencia, y en el caso de que alguna empresa de algún sector de actividad especial plantee una incompetencia por la materia ante Defensa del Consumidor, argumentando que su actividad (seguros, transporte, comunicaciones, etc.) tiene una legislación específica, resulta claro que -en lo atinente a la “relación de consumo” establecida entre el consumidor y la empresa y la consecuente prestación del servicio contratado- siempre se aplica la Ley 24.240, sin perjuicio de la aplicación que proceda respecto de la legislación especial por parte del organismo de control y la intervención e injerencia que puedan darse en las cuestiones sistémicas de la actividad, hacia el interior del régimen, es decir, que hacen al funcionamiento “general” de cada sector: control de inversiones, balances, cumplimiento de metas de calidad, presentaciones ante los organismos específicos, dictado de normas regulatorias, etc.

6
Liked it
Etiquetas: , , , , , , , , ,
votar


2 Responses to “Defensa del consumidor en Argentina 1”

  1. agus dice:

    y el resto?

  2. Fidel dice:

    En el
    Artículo 2 donde se habla de los proveedores se dice que son las personas, etc. ..que desarrolla de manera profesional, aun ocasionalmente, ……., las prestaciones de servicios o ventas.
    MI pregunta está referida a los vendedores particulares, quiero saber si estan contemplados en esta ley o si alguna ley los contempla, por ejemplo quienes venden un auto a un particular o una máquina en forma particular, etc. he escuchado que, por ejemplo para la venta de un auto se deben garantizar determinados condiciones mínimas pero no lo encuentro en la norma y me gustaría saber si algo lo contempla

Leave a Reply