content top

La soledad del incesto

Los problemas que trajo el incesto en “Cien años de soledad”, la obra más famosa de Gabriel García Márquez.

La novela “Cien años de soledad”, la obra maestra del escritor colombiano Gabriel García Márquez, cuenta la historia de la familia Buendía, cuyo patriarca fue el fundador del pueblo Macondo, lugar donde transcurre la historia. Uno de los temas principales que se presentan en la novela es la existencia del incesto dentro de la familia.

Algunos de sus miembros los perpetran muy conscientemente, y otros lo hacen sin darse cuenta siquiera de que sus acciones y/o pensamientos despliegan características incestuosas. Finalmente, el incesto más grave es, irónicamente, el que se llega a consumar sin que los culpables sepan lo que están cometiendo. De esta manera, terminaron de destruir a la estirpe de los Buendía por completo, y acabaron con la soledad que todos los miembros de la familia se autoinfligieron a través del círculo del incesto.

La primera instancia de incesto en la novela es la relación entre José Arcadio Buendía y Úrsula de Iguarán, los fundadores del pueblo y de la familia. Ellos eran primos hermanos y a sabiendas contrajeron matrimonio. Los familiares de ellos les prevenían que no se casaran pues “tenían el temor de que aquellos saludables cabos de dos razas secularmente entrecruzadas pasaran por la vergüenza de engendrar iguanas, [pues] una tía de Úrsula, casada con un tío de José Arcadio Buendía, tuvo un hijo [...] con cola de cerdo” (Cien años de soledad, 107). Sin embargo, cuando por fin tuvieron hijos, todos salieron normales. De cualquier manera, Úrsula jamás perdió aquel temor y se lo inculcó a su descendencia para que lo tuvieran siempre presente.

Los tres hijos naturales de la pareja y hasta la hija adoptada también cometieron incesto, cada uno de una índole diferente. José Arcadio, el mayor, fue víctima de un complejo de Edipo. Al iniciarse sexualmente con Pilar Ternera, la imagina como si fuera su propia madre, Úrsula. “Donde trataba de acordarse del rostro de [Pilar Ternera] se encontraba con el rostro de Úrsula, confusamente consciente de que estaba haciendo algo que desde hacía mucho tiempo deseaba que se pudiera hacer” (115). Sin embargo, al tener este pensamiento incestuoso siente, entre otras cosas, una “soledad espantosa” (115).

16
Liked it
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,
votar


2 Responses to “La soledad del incesto”

  1. Diana dice:

    He leído el libro “Cien a?os de soledad”, pues soy espanola residente en Islandia. He de decir que no me gustó (el libro!).
    Gracias por el enfoque.

  2. Mario dice:

    Me parece notable la observación de un punto que aún no había examinado, pese a haber leído el libro dos o tres veces. El poeta Liber Falco dice “porque en la locura y en la muerte se está solo”. En la atmósfera de locura que sobrevuela la historia de la familia Buendía creo radica su soledad.

Leave a Reply