content top

Pedofilia

La pedofilia aquí y ahora.

La pedofilia está entre los tópicos de la última frontera, juntita a la necrofilia y al snuff (que sí existen). Los únicos defensores de la pedofilia son, claro, los pedófilos quienes argumentan que “nada tiene de malo sentir atracción por una o un menor, mientras no le hagas daño”. En cambio, sus compadres los pederastas no se andan con teorías y van directo al terreno de la práctica.

Según Wikipedia, en México es legal mantener relaciones sexuales con una menor, mientras sea con consentimiento. Los rangos de edad mínima oscilan entre los 12 y 15 años, dependiendo del estado, y el estupro se castiga si la víctima está entre los 16 y 18 y hay denuncia ya sea por parte de la víctima, sus padres o tutores.

El punto es que, en una sociedad como la nuestra, no es moralmente aceptado. Tal vez en un pueblo apartado de toda civilización, sea cosa de todos los días enamorarse, casarse y tener hijos con una niña de, no sé, 12 años, y hasta matarla a pedradas si te pone el cuerno o le guiña el ojo al aborigen de la choza contigua. Pero aquí, no porque, digamos, lo permita la ley, se aplauden los actos consentidos.

Por otro lado, los medios de comunicación son cada vez más agresivos respecto a la información con la que embuten los cerebros de sus jóvenes consumidores, por ejemplo, la excesiva importancia de la belleza física. Y aunque no por eso la chamacada se ponga a las vivas más temprano, no puede ignorarse el hecho de que cada vez es mayor la energía con la que el adolescente de 14 años retoza en el colchón de sus padres. Y no precisamente en soledad.

Con todo esto, uno podría replantearse la pregunta acerca de si no está tan jalado de los pelos pensar en meterse a echar pata con una puberta, siempre y cuando aquélla diga que sí, que no hay bronca y que todos felices, sudorosos y satisfechos.

El pequeño detalle es que no es lo mismo que los adolescentes se empiernen entre ellos a que llegue un dinosaurio treintón en busca de carne fresca, porque si este no puede ver que una adolescente no es una mujer adulta, posiblemente tampoco sabrá que una niña no es “una mujer chiquita”. Y la línea entre una y otra es bastante delgada.

Si eres pedófilo, corre por ayuda sicológica profesional o por un buen abogado. Ojalá escojas lo primero.

809
Liked it
Etiquetas: , ,
votar


752 Responses to “Pedofilia”

  1. lol dice:

    Hola Denme por favor

  2. mierdon dice:

    Hola me pasan
    gracias

Leave a Reply