content top

La Cenicienta y el Hado Madrino

Adaptación cómica de La Cenicienta.

En una casa bien cuidada, en los límites del reino, vivían una joven y su padre. La joven tenía trece años cuando su padre volvió a casarse. Sin embargo, su madrastra no era tan buena como ellos creían, nadie se imaginaba lo malévola que era.

Delia, la madrastra de la muchacha tenía dos hijas de la misma edad que su hijastra. Sus nombres eran: Esmeralda y Lucrecia. Esmeralda era la mas bondadosa de las dos, no parecía hija de Delia, ni hermana de Lucrecia. Pero a pesar de eso, a veces se dejaba llevar por la maldad de su hermana y su madre. Lucrecia era muy presumida, mandona y exigente. No podía ver ni un poco de polvo, pero igual, no era capaz de limpiarlo.

Delia y Lucrecia maltrataban a Sonia, la hija del dueño de la casa. Como ella tenía muchos nervios fumaba mucho y su ropa se llenaba de cenizas. Por eso, Delia y Lucrecia (y a veces Esmeralda) la llamaban “Cenicienta”.

Años después de la boda entre Delia y el padre de Cenicienta, la malvada mujer lo culpó de ser un político deshonesto ante la policía. Cenicienta y su padre no se enteraron de esto. El hombre fue condenado a veinte años de cárcel.

Mientras, Delia y Lucrecia trataban a Cenicienta como una sirvienta. Esta última cada moneda que juntaba la usaba para… se equivocan, no era para sacar a su padre de la cárcel, la usaba para comprarse cigarrillos.

Cierto día, Cenicienta vió a un servidor de la realeza dirigirse a su casa. Ella, sabiendo que su madrastra y hermanastras no estaban, se apuró a vestirse para la ocasión y recibió al sirviente real.

Su Majestad, el rey Juan el No Tan Valiente, me envió a traer estas invitaciones para la dueña de casa y sus tres hijas. El príncipe Juan el No Tan Guapo elegirá a una bella muchacha para que sea su esposa.
-¿Algo más?- preguntó Cenicienta muy emocionada.
-Nada más, bella dama.

Cenicienta guardó las invitaciones en un lugar seguro. Al regresar su madrastra y sus hermanastras ella no les contó nada.

26
Liked it
Etiquetas: , , , ,
votar


4 Responses to “La Cenicienta y el Hado Madrino”

  1. Larguy dice:

    pero que lo sponsorea una tabacalera al cuento ?
    termino como la vida real ?

  2. Flor. dice:

    No. Pero podria!
    Capaz q me pagan mas.
    Y si. y no tiene moraleja este tampoco

  3. bastian dice:

    q asko de cuento…¬¬

    como se empeña la gente ociosa y sin vida en arruinar los cuentos q parecen magicos de los niños en esktupideces…

    el cuento nisikiera tiene una secuencia logica…

    es un asko.

  4. anonimuss dice:

    estoy de acuerdo cualquier niño que lea esto se queda flipado. por favor sobraba. para k destruir uno de los cuentos mas bonitos de la infancia? simplemente no voy a seguir ablando ¬¬

Leave a Reply